Ustea Cádiz denuncia que el edificio de Infantil del CEIP Nueva Jarilla sigue sin arreglarse

20 - octubre - 2017 Cádiz | Prensa | USTEA denuncia

El sindicato USTEA ha denunciado el estado en el que se encuentra el edificio de Infantil del CEIP Nueva Jarilla de Jerez de la Frontera que califican de «semiabandono y ruinoso». Este edificio fue desalojado el pasado 13 de febrero cuando se desplomó parte del techo de escayola de de una de las aulas. El hecho, que afortunadamente se saldó sin incidentes, provocó que el Ayuntamiento, tras comprobar el mal estado de la estructura, ordenara clausurar las instalaciones para evitar más riesgos.

Ahora, ocho meses después, la situación del antiguo edificio, de casi 60 años ya que fue uno de los primeros en construirse en la zona, sigue siendo la misma. Es más, desde Ustea se asegura que está «semiabandonado, pues se han caído los techos de escayola en varias aulas y el alumnado de esas aulas ha sido trasladado a las aulas de música y materias específicas para poder continuar las clases».

En efecto, tal y como aseguran desde el sindicato, los alumnos de Infantil fueron reubicados en el otro edificio del colegio, que estaba dividido en Infantil y Primaria, desde entonces han seguido dando sus clases allí. Sobre este asunto, Ustea denuncia además, ya no sólo la tardanza de la administración y el Ayuntamiento en efectuar las obras, sino que también critica que el alumnado de Infantil no tenga «un patio específico para él, ni cuentan con presupuesto suficiente para el material escolar que requieren».

Desde el Ayuntamiento, por su parte, se está a la espera de que la Junta dé luz verde a las obras, que inicialmente iban a ser declaradas con carácter de urgencia, pero al poder contar con espacio en la zona de Primaria perdieron esa posibilidad, de ahí el retraso.

En principio, según confesaban ayer desde el Ayuntamiento de Nueva Jarilla , dicha actuación está incluida en los presupuestos de las obras que la delegación territorial de educación tiene previsto realizar en los próximos meses, aunque «supeditada a necesidades perentorias de la provincia», explicaban desde la Junta. Según su alcalde, Javier Contreras, desde el Consistorio se da por hecho que si no ocurre «ningún problema extraordinario», las obras de reparación comenzarían a principios del próximo 2018.


Lee la noticia en el Diario de Jerez