USTEA ha mantenido una reunión esta misma mañana con la Consejera de Educación

21 - enero - 2010 Andalucía | Comunicados de USTEA | Política Educativa

Los representantes de USTEA han trasladado a la Consejera la preocupación ante el carácter impositivo de los nuevos Reglamentos Orgánicos y la incertidumbre del profesorado interino y los opositores con los cambios que se vienen produciendo.

Los representantes de Acción Sindical de Enseñanza de USTEA se han reunido hoy con la Consejera de Educación, Mar Martínez, y le han trasladado la preocupación y malestar que existe entre el profesorado con el carácter claramente impositivo y antidemocrático de los nuevos ROC (Reglamentos Orgánicos de Centros). 

«Hemos pedido a la Consejera que el nuevo ROC tenga en cuenta la opinión del profesorado, dando más poder también a los claustros», ha explicado José Segovia, de la Secretaría federal. Para USTEA, los nuevos ROCs llevan camino de ser impuestos sin más, unos reglamentos que elevan el poder de la dirección restando autonomía y poder de decisión a los claustros, «significan una importante merma de la democracia en los centros», aclara José Segovia. 

USTEA lleva posicionándose claramente en contra de estos Reglamentos, ya que elevan el autoritarismo, cercenando las vías democráticas y las posibilidades del trabajo colegiado y de consenso en los centros docentes.

USTEA también ha querido transmitir a la Consejera de Educación la preocupación existente en el colectivo de profesorado interino ante los nuevos criterios para la constitución de las bolsas firmados sólo por un sindicato minoritario con la Consejería, y que cambia ostensiblemente las reglas de juego, modificando a la baja estabilidad y valoración de experiencia. También las nuevas convocatorias de empleo público preocupan a este profesorado y a los aspirantes. 

También otras cuestiones y problemas de la enseñanza pública se han puesto encima de la mesa, como son la cobertura de bajas del profesorado, que están llevando a los centros a no pocos problemas para poder ofrecer un servicio educativo de calidad y con garantías, problemas de los que la Consejería es la única responsable y que no se han solucionado desde que se inició el curso escolar. 

USTEA ha expuesto también a la Consejera la poca «sustancia» que el Programa de Calidad tiene, ya que se ha convertido en una labor casi exclusivamente burocrática, que no cumple ni con las promesas de ampliación de plantillas en los centros acogidos al mismo, y que la misma Consejería ha abandonado a su suerte, más preocupada ahora en rentabilizar políticamente el Plan Escuela 2.0. 

USTEA ha pedido a la Consejera más consenso, más y mejor diálogo y que no olvide que se están dejando de tomar medidas claramente a favor de la escuela pública a cambio de vender otras de cara a la galería y que abren la puerta a la privatización de servicios educativos y reducción de la democracia y participación en los centros educativos.