Propaganda y presiones para “contrarrestar” las movilizaciones contra los recortes.

21 - septiembre - 2016 Comunicados de USTEA

El verano ha sido una etapa difícil para el profesorado andaluz.

  • El profesorado de Secundaria se ha encontrado, en agosto, con unas instrucciones que contradecían la orden que organiza los horarios regulares. Esa parece ser la “ingeniosa” solución de la Consejería al problema de los horarios ilegales del profesorado, en el curso pasado.
  • El profesorado de Primaria ha estado sometido a la incertidumbre de desconocer los efectos reales que iba a tener la implantación del segundo idioma en la organización de los centros, en sus condiciones de trabajo e, incluso, en si tendrían o no trabajo. Ahora ya se ha desvelado el misterio: 800 puestos de trabajo se han hecho desaparecer. Y una parte del profesorado de francés debe compartir centro; en Sevilla, y que sepamos, hay 80 docentes en esa situación. Si la proporción se mantiene en el resto de provincias andaluzas, podríamos estar hablando de 300 profesores y profesoras que comparten centro. Menuda mejora en las condiciones laborales y de conciliación personal y familiar.
  • El profesorado de Educación Infantil se ha encontrado con que su peor pesadilla se ha hecho realidad: la CEJA reconoce que han desaparecido 330 unidades de Infantil, en la educación pública, claro. La privada concertada, ni tocarla. La coartada es la bajada de la natalidad; pero lo cierto es que Andalucía tenía, y tiene, ratios elevadas, y que, lejos de reducirlas, la Administración ha preferido eliminar unidades y no contratar al profesorado.

En total, con las vacantes recortadas y con lo que la Consejería ha escatimado en la tasa de reposición (que en educación apenas llegó el curso pasado al 75%, cuando el gobierno central autorizaba ya el 100%), la Administración educativa se ahorra este año el profesorado que el año que viene deberá contratar, si la disponibilidad presupuestaria lo permite, cuando se pase el horario de Secundaria de 20 a 19 horas lectivas. Es decir, primero recorto y luego añado lo recortado. Y a eso le llaman “recuperación” de lo perdido en educación. Es lo que tiene firmar pactos Trágala.

https://ustea.es/new/resolucion-del-pleno-federal-de-ustea-ante-el-acuerdo-de-2-de-junio-de-2016/

Estos y otros fueron los motivos que llevaron a 5000 personas a manifestarse en Sevilla el 3 de septiembre contra los recortes. Pero, ante la creciente indignación y organización de la protesta docente, Susana Díaz reunió a sus huestes del comité federal andaluz y les dio órdenes expresas de “contrarrestar” las protestas.

http://www.diariosur.es/andalucia/201609/06/diaz-llama-partido-contrarrestar-20160906001832-v.html

¿Cómo? Con una política comunicativa agresiva, que iba desde enviar recados a los artífices de la información, hasta controlar lo que salía en Canal Sur. De este modo, el 3 de septiembre, cuando miles de personas habían salido a la calle, la televisión autonómica, en un ejercicio de “servicio público” sin precedentes y en interés del bien general,  abrió las informaciones de los diarios del  mediodía y de la noche con la “noticia” de la muerte accidental de una mujer en Conil.

http://www.elmundo.es/andalucia/sevilla/2016/09/03/57cabf5346163fb4548b4602.html

http://www.canalsur.es/luto-por-la-muerte-de-una-mujer-bajo-las-rocas-de-un-acantilado/1029525.html

Es decir, se orquestó una campaña para intentar ocultar o minimizar las noticias sobre las movilizaciones, mientras se salía en los medios a repetir la propaganda preparada al efecto. En un exceso de celo, o por problemas de oído cuando le dictaran la nota, el señor Cornejo, secretario de organización del PSOE-A, llegó a decir en rueda de prensa que la Consejería iba a “reforzar la plantilla docente con ¡12000! interin@s”. Algo que luego desmintió diciendo que le había “bailado” un cero y que serían 1.200… Aunque, de momento, iban por 91 interin@s más…

https://twitter.com/psoedeandalucia/status/775277530945388544

Además, han menudeado los artículos de prensa, firmados por celosos y fervientes servidores susaniles. Entre ellos, la sin par Adela Segura, presidenta de la comisión de educación del PSOE en el Parlamento andaluz, que repetía fielmente la propaganda:

http://www.elalmeria.es/article/opinion/2369037/por/la/educacion.html

La Consejería también ha emitido su habitual nota de prensa, en la que habla, sin pudor, de “normalidad”.

http://www.juntadeandalucia.es/educacion/portals/web/ced/prensa/-/noticia/detalle/el-curso-escolar-2016-17-comienza-con-normalidad-en-andalucia-13nopqogoklbn

La realidad, que la comunidad educativa andaluza ha sufrido en sus propias carnes, está muy lejos de la “normalidad”, aunque desgraciadamente sea lo habitual: plantillas incompletas, cupos insuficientes para cubrir bajas, alumnado alojado en aulas prefabricadas, comedores escolares con servicios deficientes y, en ocasiones, sin servicio, profesorado sin horarios definitivos y docentes interinos, con 6 años o más de servicio, considerados “kleenex” de usar y tirar…

Esta situación la consejera, con su habitual desparpajo, la ha resumido en una frase memorable: “El principio de curso ha empezado como siempre… perfectamente”. Y se ha quedado tan a gusto.

Ante una realidad tan tozuda, algunos partidos políticos, no el PSOE, claro, han iniciado o retomado los contactos con sindicatos de enseñanza y asociaciones. Entre ellos, el PP-A, quizás en un intento de aprovechar el río revuelto, quizás guiado por un interés real por tratar de reconducir la situación. Sus actuaciones próximas en el parlamento aclararán las dudas.

Pero también hemos tenido conocimiento de que algunas organizaciones habían recibido una “llamada”, tratando de evitar su asistencia a dicha reunión.

Por supuesto que ha habido organizaciones que han resistido la presión, haciendo oídos sordos a la “llamada”, pero USTEA quiere dejar claro que no ha recibido llamada alguna. Lo que nos alegra. Debe de ser porque no nos consideran presionables y porque, como nos  dijo la Viceconsejera en el transcurso de una tensa entrevista, el curso pasado, en la que le pedimos por enésima vez los datos de la escolarización: “NO me da la gana de deciros nada, porque luego vais y lo contáis”. Pues eso.

El profesorado debe saber qué clase de gente está al frente de algunas responsabilidades públicas y en manos de quiénes estamos. Responsables que se niegan a facilitar datos, que deben ser públicos, para poder manipularlos, como se ha demostrado con el reciente affaire entre USTEA, el Portal de Transparencia y la CEJA; responsables que hacen oídos sordos a las peticiones del Parlamento o del Defensor del Pueblo. Responsables públicos que, aunque digan otra cosa, no les interesa la educación pública sino actuar para mantenerse en el poder. No importa el precio.

Desde USTEA pensamos que el profesorado, como el resto de la comunidad educativa, debe saber. Por ello, no dudamos en desmontar la propaganda, que se intenta hacer pasar por información, y en denunciar los métodos “gansteriles” adoptados, cuando esta falla, por quienes creen tener un poder omnímodo, que manejan a su antojo, para sus propios intereses partidistas.

propagandacontramovilizaciones