Ratio ilegal en nuestras aulas: una realidad reconocida por la Consejería de Educación

31 - julio - 2020 Comunicados de USTEA | COVID-19 | Política Educativa | Ratios ilegales

Durante la mesa sectorial del día 28 de julio USTEA exigió una explicación acerca de por qué, un año más, se han planificado aulas con un número de alumnos y alumnas que supera el máximo legal establecido por la norma. La propia Viceconsejera de Educación reconoció esta realidad pero sin adquirir ningún compromiso de poner fin a la misma de forma inmediata, ni siquiera en el contexto actual de pandemia.

USTEA lleva denunciando una situación que es del todo inadmisible: la administración andaluza incumple la legalidad de manera deliberada al planificar la educación en base a una ratio que supera la máxima legal. Esta situación no es nueva y, tristemente, la Junta de Andalucía va a permitir que siga existiendo durante el próximo curso 2020/21.

Hasta la fecha y ante las continuas exigencias de USTEA al propio Consejero, Javier Imbroda, para que pusiese fin a esta flagrante ilegalidad, hemos recibido la mentira por respuesta. Continuamente se ha negado la mayor y hemos tenido que soportar como se cacareaba la inexistencia de esta situación en nuestras aulas, a pesar de que cientos de docentes la sufren y padecen día a día. Pero precisamente por ello, no deja de ser sorprendente lo ocurrido en la pasada mesa sectorial del 28 de julio. María del Carmen Castillo, Viceconsejera de Educación, reconoció abiertamente que se han planificado aulas con un número superior al establecido por la norma.

Desde USTEA entendemos que es de una enorme gravedad que, desde los máximos responsables de la educación en nuestra comunidad se incumpla la norma de esta forma tan descarada, más aún en un aspecto tan significativo como la ratio. El año pasado, desde este sindicato, se denunció judicialmente esta situación, que se detectó en más de 700 aulas de toda la geografía andaluza, pero lo que el año pasado era únicamente ilegal, este años constituye un ejercicio mayúsculo de irresponsabilidad porque atenta contra la salud de la comunidad educativa al dificultar o impedir el cumplimiento del distanciamiento social necesario para reducir el riesgo de contagio del coronavirus. Para todos y todas resulta evidente que un descenso significativo de la ratio es más necesario que nunca en las actuales circunstancias, sin embargo, lo que nos encontramos es que en los meses de junio y julio los servicios de planificación de las delegaciones territoriales han diseñado grupos masificados ilegalmente, por encima de 25, 30 y 35 en infantil y primaria, secundaria y bachillerato respectivamente. 

Además, la cuestión de la ratio no constituye solamente una exigencia desde el punto de vista sanitario, sino que, este años más que nunca, es imprescindible para poder actuar y mitigar todos los efectos perjudiciales para los procesos de enseñanza y los desfases curriculares que la interrupción de la docencia presencial durante más de un trimestre del curso 2019/20 han provocado, especialmente en el alumnado que precisa medidas de atención a la diversidad.

 

En consecuencia, no podemos más que concluir que la administración educativa de nuestra comunidad muestra un importante desprecio hacia la comunidad educativa y sus necesidades reales, poniendo en entredicho la seguridad de la educación presencial y no poniendo los medios necesario para que nadie se quede atrás como consecuencia de la pandemia que venimos sufriendo.

Desde USTEA seguiremos exigiendo un descenso de la ratio y denunciando la ilegalidad que actualmente se está cometiendo, por lo que pedimos la colaboración de todo el profesorado y de las directivas de los centros para que nos ayuden a detectar aulas con ratio ilegal y de esta forma poder reclamar y exigir el cumplimiento de la norma.